BRUXISMO - FÉRULA DE DESCARGA

Las personas pueden apretar y rechinar los dientes sin ser conscientes de ello tanto durante el día como durante la noche, a esto se le llama bruxismo.

Es un hábito involuntario consciente o inconscientemente, que afecta entre 10 y 20% de la población.  No se puede saber cuantitativamente la exposición que se necesita para que se inicie o produzca un trastorno, lo que se sabe es que depende tanto de la frecuencia, magnitud y duración del estímulo dañino, como de la capacidad adaptativa del individuo y del entorno donde este se encuentre inserto. 

     Se describe también como un trastorno neurofisiológico de los movimientos mandibulares, que pueden ser rítmicos (rechinamiento) o contracciones isométricas mantenidas en posición de máxima intercuspidación  o en posiciones excéntricas (apretamiento).  El bruxismo  ha sido descrito en 6 – 8 % de la población de edad media y hasta en un tercio de la población mundial.  

 

Imágenes de pacientes bruxistas.

 

Las revisiones bibliográficas describen que existen  tres causas de esta afección:

-       los factores de origen dentales (interferencias).

-       los de origen muscular (aumento del tono).

-       los factores psicológicos (tensión, estrés,  entre otros). 

 

 

Los síntomas abarcan:

  • Ansiedad, estrés y tensión.

  • Depresión.

  • Dolor de oído (debido en parte a que las estructuras de la articulación temporomandibular están muy cerca del conducto auditivo externo y a que usted puede percibir dolor en un lugar diferente de su fuente, lo cual se denomina dolor referido).

  • Trastornos alimentarios, falta de apetito por molestias en el ligamento periodontal por apretar durante la noche que se pasan a lo largo del día.

  • Dolor de cabeza.

  • Sensibilidad a las cosas calientes, frías o dulces en los dientes.

  • Insomnio.

  • Dolor o inflamación de la mandíbula.

Una evaluación puede descartar otros trastornos que pueden causar un dolor mandibular o un dolor de oído similares, incluyendo:

  • Trastornos dentales.

  • Trastornos auditivos como infecciones del oído.

  • Problemas con la articulación temporomandibular (ATM).

Los objetivos del tratamiento son reducir el dolor, prevenir el daño dental permanente por abrasión y disminuir el rechinamiento de los dientes lo más que se pueda, mediante el uso de una férula de descarga confeccionada a medida y mediante relajantes musculares.

  Knirscherschiene


        La férula de descarga es el tratamiento ideal para el tratamiento del bruxismo leve o severo, eliminando el dolor articular, mandibular, cervical y de oído en ocasiones, evitando la abrasión de nuestras piezas dentarias y creando un bienestar de relajación muscular al paciente.

 

Dra. Ordax

Le informamos de que este sitio web contiene cookies propias y de terceros con la finalidad de permitir el funcionamiento del sitio web y analizar el tráfico web, para mejorar así la experiencia de navegación y mejorar los servicios e información que ofrecemos a través del mismo. El hecho de continuar navegando por este sitio web supone la aceptación del uso de las cookies con las finalidades descritas. ACEPTO. Para más información pinche aquí.